5 consejos para planificar tu luna de miel

A la hora de planificar nuestra luna de miel es importante tener en cuenta algunos consejos que pueden ayudarnos a escoger el destino, planificar el viaje u organizar las excursiones.

Por eso aquí os dejamos 5 consejos a tener en cuenta a la hora de planificar nuestra luna de miel:

  1. Menos es más: salvo que tengamos un presupuesto y vacaciones ilimitadas, a la hora de escoger un destino lo mejor es centrarse en una zona, país o ciudad concreta y no pretender recorrer medio mundo en diez días. No hay que olvidar que se trata de un viaje de placer, por lo que no hay que ir a mil, es mejor tomárselo con calma y conocer el destino a fondo y con tranquilidad. Tómate tu tiempo y disfruta, que de eso se trata.
  2. Tener en cuenta la meteorología: ya que no todos los destinos valen en cualquier época de año. Por ejemplo: de Julio a Noviembre (sobre todo Septiembre y Octubre) es época de huracanes en el Caribe; o que para viajar a Vietnan o Tailandia lo mejor es de Noviembre a Marzo, cuando las temperaturas son más agradables y no es época de monzón; o para visitar Japón o la India la mejor época es la primavera con la floración de los cerezos o el festival Holi,… Por ello lo mejor es acudir a una agencia especializada e informarse de cuales son los mejores destinos en la fecha de la boda o, si queremos un sitio concreto, preguntar cual es la mejor época para visitarlo y ajustar la fecha de la boda.
  3. Medio de Transporte: si no quieres pasarte toda la luna de miel metida en aeropuertos y estaciones lo mejor es plantearse destinos cómodos, sin demasiados transbordos ni desplazamientos. Elige un destino concreto e infórmate de las mejores vías de comunicación con otros lugares de interés. Ten en cuenta los horas de llegada y salida y la coordinación con los desplazamientos al hotel para evitar posibles problemas, pasar la primera noche tirados en un aeropuerto no es el mejor plan. Lo mejor es, aunque salga un poco más caro, contratar estos desplazamientos con en el viaje.
  4. Elaborar un Plan de viaje: es conveniente consultar alguna guía y planificar de antemano que podemos ver o hacer según nuestros gustos, así aprovecharemos mejor el tiempo y evitaremos posibles discusiones. Tampoco está de más obtener información adicional sobre los hoteles reservados, incluso llamar antes de ir para asegurarnos de que todo está perfecto y no vamos a tener ninguna sorpresa desagradable de última hora. Por último, debemos informarnos sobre algunas cuestiones de interés como la necesidad o no de cambiar moneda; el idioma (o si hablan inglés o no); costumbres, sobre todo si viajamos a países asiáticos o africanos, con una cultura y religión diferente; necesidades sanitarias (vacunas) o administrativas (visados); política de propinas; cobertura móvil; …
  5. Por último, pero no menos importante, sobre todo si viajamos en avión debemos conocer las políticas de vuelo de la aerolínea contratada y de seguridad en los aeropuertos. Hay que recordar que, sobre todo en aeropuertos internacionales, las medidas de seguridad son cada vez mayores y se forman grandes colas de acceso, por lo que conviene llevarlo todo en orden si no queremos tener que volver al final de la cola o perder parte de nuestro equipaje de mano. También hay que tener en cuenta las restricciones de peso y tamaño de las maletas según la aerolínea.

Teniendo en cuenta estos sencillos consejos seguro que, tras tu boda en Santiago, disfrutarás de una gran y merecida luna de miel.

Menús

Menus 2014

×